martes, 27 de abril de 2021

Profunda reorganización del Ayuntamiento de Valverde para una mejor calidad de los servicios

El Ayuntamiento de Valverde del Camino ha presentado el nuevo reglamento de organización que tratará de mejorar la calidad de los servicios públicos. En esta nueva forma de funcionar, se separan la acción política de la gestión pública, lo que no impide que ambos ámbitos estén sincronizados.

Precisamente, esta nueva planificación buscará definirlos con el reto de lograr un órgano de gobierno sólido y resolutivo y una administración profesional, eficaz y eficiente.

Carlos Vélez, concejal de Economía y Hacienda.

CARLOS VÉLEZ

Gobierno

Sobre el gobierno, se separan los órganos ejecutivos (alcaldesa, junta de gobierno y concejales) del pleno, que se convertirá en una asamblea de control, que tendrá tres nuevos instrumentos de transparencia.

Éstos son una comisión especial de sugerencias y reclamaciones, en la que los vecinos podrán mostrar sus derechos; un debate extraordinario sobre el estado de la ciudad para evaluar la gestión municipal; y, tres, comparecencia del equipo de gobierno.

En este punto, se crea el turno ciudadano, un modelo de participación de entidades o personas físicas en el pleno, donde podrán mostrar su posición sobre algún asunto concreto.

CARLOS VÉLEZ

Se instaura la junta de portavoces y se reservan a la junta de gobierno, con un protagonismo inédito hasta entonces, determinadas decisiones de la acción política.

Administración

En cuanto a la administración, ésta se definirá a través de un organigrama y en función a la relación de puestos de trabajo (RPT).

Una de las apuestas más importantes es la nueva gerencia municipal, donde gobierno y administración se vinculan para acciones concretas en las que se requieren formación y especialización.

Estará dirigida por la alcaldesa, o en su defecto, por un concejal-coordinador; y lo completarán el interventor y la secretaria.

CARLOS VÉLEZ

La administración se dividirá en cuatro grandes áreas, donde se engloban todos los apartados de la gestión pública, y cada una de ellas estará encabeza por equipos directivos.

CARLOS VÉLEZ

La confusión entre política y gestión, según argumenta Vélez, crea modelos clientelares y desemboca en peores servicios.

 CARLOS VÉLEZ

El equipo de gobierno tiene claro que la administración es “permanente” y el gobierno, “circunstancial”, por ello, cree en la independencia de ambos para que la plantilla no se vea afectada por la “discreción” política.