miércoles, 3 de marzo de 2021

Los vecinos de Navahermosa se hartan: Reunión el viernes para medidas “drásticas”

El accidente ocurrido ayer en el cruce de Navahermosa de Beas, en la N-435, ha reavivado la necesidad de un acceso seguro a la aldea.

Sin ir más lejos, la comisión de vecinos que reclama una solución se reunirá este viernes para acordar medidas más drásticas.

El colectivo, harto de la situación, está dispuesto a llegar donde haga falta con tal de que allí se construya una raqueta.

José María Romero, portavoz.

JOSÉ MARÍA ROMERO

Las medidas prometidas por la Subdelegación del Gobierno para reducir el peligro en este tramo se han cumplido a medias, lamenta Romero.

Se confió la instalación de cartelería anunciando el peligro, el pintado de una línea continua, un radar y bandas sonoras y sólo se han materializado las dos primeras. Como comprobamos ayer, sin eficacia.

JOSÉ MARÍA ROMERO

En el incidente de ayer se vieron implicados tres vehículos y resultaron heridos, según nuestras fuentes, dos personas.

Enfado en las redes sociales

Sin embargo, las leves consecuencias de este accidente no han calmado la ira del resto de usuarios de esta transitada vía.

Fue subir la imagen del suceso en nuestro perfil de Facebook (Radio Valverde – Cadena SER) y nuestros seguidores cargaron contra el “pasotismo” de las administraciones competentes.

El comentario más duro fue el de un usuario que perdió a dos seres queridos en este mismo lugar y al que le aterroriza que alguien pueda pasar por lo que él mismo pasó.

Es el testimonio más personal, pero todos hacen hincapié en la necesidad de un cruce seguro para entrar en la aldea de Navahermosa, donde acceder se ha convertido en un riesgo vital.

La velocidad con la que se encara este tramo y la ausencia de señales restrictivas han provocado en este punto numerosos incidentes, o amagos, desde siempre. No es una circunstancia actual.

Otros seguidores de nuestra página, incluso, van más allá y proponen que el radar que se encuentra a escasos metros del cruce se adelante unos metros para obligar a reducir la velocidad.

No obstante, ya lo ha dejado claro el portavoz de la comisión ciudadana, la solución definitiva es una raqueta.

El colectivo sabe que es un proyecto ambicioso, pero quiere ver síntomas de que esta actuación va en serio.