jueves, 21 de mayo de 2020

SIN MIEDO, PERO CON RESPETO A LA ‘SELECTIVIDAD DE LAS MASCARILLAS’

Los alumnos valverdeños que cursan este año Segundo de Bachillerato han visto como su casillero se ha llenado de dudas e incertidumbres de cara a uno de los momentos más cruciales de su vida estudiantil: la temida Selectividad.

En plena crisis del Coronavirus, estos futuros universitarios han tenido que montar un aula improvisada en su habitación, algo que se les ha antojado surrealista.


La adaptación, tanto de alumnos como de profesores, ha tenido que ser rápida y eficaz, ya que el tiempo apremia y la situación es bastante delicada. 


Una de las ideas que se van a poner en marcha es que los exámenes de cada asignatura tengan más opciones que las dos a las que se limitaban hasta este año. A pesar de ello, es inevitable que sigan apareciendo fantasmas cuando, aún, todo está en el aire.


Estas dificultades, añadidas a la presión que de por sí conlleva el jugarte nueve meses de duro trabajo en un examen a cara o cruz, no han hecho titubear a la mayoría de los estudiantes. La meta sigue siendo la misma: aspirar al sueño de trabajar el día de mañana en lo que más les gusta. 


Ahora les queda terminar airosos este tercer trimestre y afrontar con ilusión y entereza la que llaman ya la ‘Selectividad de las mascarillas’.


Esta PEBAU 2020 se va a celebrar los días 7, 8 y 9 de julio y; muy posiblemente, los exámenes sean en sus centros de procedencia.