jueves, 16 de abril de 2020

CERREÑOS Y CALAÑESES, TRISTES POR NO ACOMPAÑAR A SUS PATRONES


Son tiempos difíciles para los devotos de la comarca, que han visto como sus romerías y todos los cultos previos se han suspendido por el virus. Son días de mucha nostalgia. Es el caso, por ejemplo, de El Cerro de Andévalo, donde el pasado domingo, Domingo de Resurrección, debía haberse celebrado por todo lo alto la conocida como Mañana de Albricias con el popular Aviso General.

Isabelo Serrano, colaborador de esta casa.


La celebración en honor a San Benito debía festejarse el primer fin de semana de mayo.

Tristeza en Calañas

Tampoco podrán rendirle tributo a su patrona, la Virgen de la Coronada, el municipio de Calañas.

El lunes, Lunes de Pascua, los fieles tendrían que haberse llevado la imagen de su santuario en Sotiel, pero la pandemia tampoco lo ha permitido.
Mario Peña, alcalde de la localidad.

No habrá procesión, tampoco ‘Llevada’ y la tristeza de los calañeses es el mismo sentimiento de añoranza de los romeros de toda la comarca durante los dos próximos meses.