miércoles, 12 de febrero de 2020

NI BAJADA DEL TIPO NI ELIMINACIÓN GRADUAL DE BONOS EN EL IBI DE 2020


Las alegaciones presentadas a las ordenanzas fiscales han provocado que todas las modificaciones previstas por el gobierno valverdeño sobre la contribución no vayan a entrar en vigor este 2020. Tendrán que hacerlo en 2021. Por tanto, no entra en funcionamiento este año la eliminación progresiva de la bonificación de los núcleos residenciales -motivación de las quejas-, pero tampoco se podrá compensar la subida del valor catastral con una bajada del tipo impositivo.

Reparto de culpas

En el último pleno extraordinario, el equipo de gobierno y la oposición se repartieron las culpas ante esta circunstancia.

El Partido Socialista señaló a Cayuela. De sus reuniones vecinales, aseguraba la concejala de Personal, Lola Delont, nació esta estrategia, que, según la edil, va a provocar un aumento del 3 por ciento del IBI para todas las viviendas.


El portavoz del grupo popular se eximió de responsabilidad y apuntó al trabajo “tardío” del equipo de gobierno.


En la línea de su compañera, el portavoz de Adelante Valverde, cree que la “utilización política” de las alegaciones por parte del PP es demostrable e insistió en que los bonos de los núcleos son “ilegales e injustos”.


El Ayuntamiento intentará ahora revertir la situación con una fórmula legal que ya se ha repetido en otras localidades. 

Aún así, el interventor ha realizado un informe en el que confirma que las bonificaciones de los núcleos residenciales "vulneran la ley", por lo que su eliminación se retrasará, pero no se anulará.