martes, 7 de enero de 2020

NO ATENDERÁ NADIE EN LAS ESTACIONES DE TREN DE CALAÑAS Y LA PALMA


 Desde el 1 de enero, nadie atiende en las taquillas de las estaciones de tren de Calañas (Andévalo), La Palma (Condado) y Jabugo (Sierra). Desde comienzos de año, los usuarios deben comprar sus billetes a través de máquinas expendedoras, venta telefónica, internet, agencias de viajes o Correos.



Una decisión que ha lamentado el alcalde de uno de esos municipios implicados.

Mario Peña, regidor calañés.


Esta novedad se produce por el fin del convenio que Adif mantenía con Renfe Operadora, empresa encargada de la venta de billetes y atención al usuario.
Para Peña, esta medida no favorece a la puesta en valor de la línea férrea onubense. Aún así, asegura que luchará por conservarla. 


Con la desaparición de la venta directa, desaparece también el servicio de devoluciones, cambios de billetes o búsqueda de taxis por alguna incidencia. En definitiva, todo aquello que solucionaba la venta presencial.

El alcalde de Calañas cree que esta novedad choca con el mensaje contra la ‘España vaciada’.


La estrategia no sólo se aplica en Huelva. También se está imponiendo en todas aquellas estaciones en las que no se llega a la media de 100 viajeros al día, ya que para las paradas de gran volumen no se ha producido cambio alguno.