martes, 17 de septiembre de 2019

DOS VALVERDEÑOS SON RESCATADOS POR UNA RIADA EN UN CAMPING DE ALMERÍA


La gota fría, el fenómeno que ha azotado al sureste del país en los últimos días, ha tenido entre sus víctimas a un matrimonio valverdeño. Francisco Javier Bermejo y María Reposo Contioso tuvieron que ser rescatados por una gran riada mientras descasaban en el Camping Cabo de Gata de Almería.

El salvamento, según nos cuentan, fue agónico. Se despertaron de madrugada con el agua por las rodillas y sólo podían salir de su bungaló por la ventana. 


Decidieron esperar a los efectivos de rescate ante el desconocimiento de lo que había en el exterior.


Este desconcierto sobre el tiempo y el espacio, aseguran, fue el peor momento.

Los rescatan y los llevan al restaurante del camping junto al resto de campistas, subidos a las mesas y acopiando todo tipo de enseres para combatir el frío. Estaban mojados hasta el cuello.
Allí, relata este matrimonio, cada uno tenía su historia particular de lo vivido, pero, sin duda, los que peor lo pasaron fueron aquellos que llevaban niños pequeños.



Poco a poco, la situación se calma y son trasladados en bus a un palacio de exposiciones cerca de Almería hasta que son alojados en diferentes hoteles.
Con sus vidas salvadas, que es lo verdaderamente importante, hacen repaso de los daños materiales y ahí se encuentran que su coche está en el primer lugar del ranking.



También han perdido un móvil y varias prendas de ropa, aunque lo que más se han dejado en este tremendo susto son las ganas de veranear en un camping.


El matrimonio denuncia que no había ningún trabajador de la instalación informando de la riada ni socorriendo a los campistas, por lo que se vieron obligados a ayudarse entre ellos. Fueron 60 las personas evacuadas y no hubo que lamentar ninguna muerte.