lunes, 15 de julio de 2019

A MITAD DE VERANO, LA OLÍMPICA VALVERDEÑA SIGUE COGIENDO COLOR


A falta de dos meses para el comienzo de la temporada, la Olímpica Valverdeña sigue confeccionando su álbum de cromos.

Uno que tenía pegado y tuvo que despegar fue el del delantero Braulio. Se anunció su continuidad y, tras romperse el acuerdo, se marchó al Bonares. Su puesto lo ocupará Leonides Castillo, un joven punta procedente de Castilleja De La Cuesta.

El sevillano no compartirá vestuario con pesos pesados del club. Nacho Castrillo, Víctor Pachón y Pablo Oliveira ya son historia del conjunto valverdeño.

Otra historia, la de Luis Zambrano, esperan resolverla hoy. Desde el club desean que se quede. Así lo ha anunciado en nuestro magazine su presidente, Juan Corralejo.


Si finalmente apuesta por seguir vistiendo la elástica verdiblanca, lo hará junto a dos jóvenes valverdeños. Hablamos de Jesús Blanco y Ricardo Hernández. 

Ambos han crecido en las categorías inferiores de la Olímpica. Otros que también lo hicieran, han decidido buscar suerte fuera del Javier López, algo que ha decepcionado al presidente.


Esté quien esté, el objetivo seguirá siendo el mismo: Optar a puestos de ascenso. La Olímpica, según Corralejo, nunca puede negarse a aspirar a lo máximo.


Los pupilos de Eloy Bando comenzarán a trabajar el 1 de agosto. Una semana después, el jueves día 8, medirán fuerzas contra el Atlético Onubense en el Trofeo Ciudad de Valverde - Memorial Guti.