jueves, 6 de junio de 2019

UN ROMERO VALVERDEÑO, EN OBSERVACIÓN POR UN GOLPE EN LA CABEZA


Con las claras del día, la Hermandad de Valverde del Camino ha iniciado hoy la segunda jornada de peregrinaje hacia El Rocío. La noche en El Corchito de Bonares ha tenido una temperatura muy fresca. Este jueves, la climatología también acompañará con máximas que no superarán los 25º. Temperatura ideal para disfrutar de momentos especiales como el paso por Niebla de ayer.

Paco Losada, presidente de la hermandad valverdeña.


El almuerzo tendrá lugar en el paraje de Bajo Calderas. A la tarde, se reanuda el camino por la pista forestal, la Casa del Canelo, el Camino de la Virgen hasta que, con la caída del sol, se haga la entrada en el Arco Mariano.

Algunas de estas sendas son muy arenosas. Ahí está la dificultad y, a la vez, el atractivo de la jornada de hoy.


Los romeros esperan que las horas pasen sin incidentes y no como el día de ayer, en el que un peregrino tuvo que ser trasladado al hospital para la observación de un golpe en la cabeza.


No fue el único suceso. También hubo que lamentar la muerte de un caballo a causa de un infarto cuando la comitiva alcanzaba la calle Sevilla y se produjeron problemas con el GPS.


En este día y medio de camino ha habido tiempo para todo: Caminar, rezar, bailar o cantar…


Esta romería, la hermandad va acompañada por un millar de peregrinos, unos 150 caballistas y algo más de 60 vehículos.

TAMBORILERO