miércoles, 5 de junio de 2019

UN DÍA Y MEDIO DE CAMINO SEPARAN A LA VIRGEN DE LA HERMANDAD DE VALVERDE



La Hermandad de Valverde del Camino ya ha salido del municipio para un nuevo encuentro con la Blanca Paloma.

En estos momentos, los romeros valverdeños caminan rumbo a la aldea almonteña. Serán dos días de senderos hasta que el jueves, con la caída el sol, crucen el Arco Mariano.

Cerca de tres kilómetros de comitiva: 1.200 peregrinos, cerca de 150 cabalistas y poco más de 60 vehículos.

Paco Losada, presidente de la hermandad.


Ese es el deseo, que la romería continúe sin incidentes. 

Así lo esperaba también la hermana mayor, Rosario Bermejo, que, más tranquila de lo normal, explicaba a esta casa cómo surgió la idea de decorar la carreta del Simpecado con amapolas hechas con piel de zapatos.



Los ‘vivas’ han sido la otra banda sonora del día en Valverde del Camino, que hoy se ha levantado con una temperatura más fresca de lo habitual.

Emotivas y obligatorias han sido las paradas en Dolor 13...


En el Ayuntamiento…


O en el Colegio María Auxiliadora…


Los alumnos del centro religioso no han faltado a su cita con el Simpecado valverdeño.

La Hermandad se ha despedido de la patrona, la Virgen del Reposo, en la Iglesia; de Santa Ángela de la Cruz, en la Plaza del Punto; y de Sor Eusebia, en su oratorio de María Auxiliadora.

Precisamente, la carreta lleva una reliquia de la beata.

Pilar Corralejo, romera y expresidenta.


Entre los rocieros, el alcalde en funciones, Manolo Cayuela, quien aseguraba que vivirá el Rocío con la intensidad de siempre independientemente del cargo.


Este año, no ha acompañado la Hermandad de San Sebastián de los Reyes, nueva filial del Rocío.

Otra de las novedades ha sido la ausencia del párroco de Valverde, Servando Pedrero, pendiente de una intervención quirúrgica. Le ha sustituido en la misa de romeros su homólogo en Zalamea La Real, Rafael Carretero.


El almuerzo de hoy tendrá lugar, como es tradición, en el paraje iliplense de San Walabonso. Tras el descanso, a la tarde, la Hermandad parará en Lavapiés para realizar una ofrenda a la Virgen del Pino, patrona de Niebla. Luego, atravesará la ciudad amurallada y llegará con el ocaso del sol al paraje bonariego de El Corchito, donde será la pernocta.