jueves, 13 de junio de 2019

EL SIMPECADO VALVERDEÑO YA DESCANSA EN LA ERMITA DEL ROCÍO


La Hermandad del Rocío de Valverde del Camino llegó en la tarde noche de ayer, a eso de las 8.30h, al Puente Nuevo, en lo que significó la entrada de los romeros tras completar un rocío 2019 que ya descansa en los anales de la historia valverdeña.

Sobre las 4 de la tarde, y tras superar el traspiés del accidente que les impidió avanzar por la mañana, la hermandad tomaba salida de Lavapiés, donde almorzaron, camino de Valverde en el segundo de los dos días que la cofradía ha estado surcando las arenas de vuelta a casa.

Un retorno a Valverde que estuvo marcado por otro alto en el camino, el que suelen hacer en la Venta de las Tablas para visitar a San Juan Bautista.


Y ya en suelo urbano, la hermandad se detuvo frente al Convento de las Hermanas de la Cruz, donde como ya es tradición, las niñas dedicaron una salve al Simpecado valverdeño.


Un Simpecado que llegó a su ermita a las 10 de la noche. Allí, tanto el presidente de la Hermandad, Paco Losada, como la hermana mayor en este 2019, Rosario Bermejo, cansados y visiblemente emocionados, hacían balance de todo lo vivido.



Ya queda un día menos para el Rocío 2020.