martes, 22 de enero de 2019

DOMÍNGUEZ PIDE ENTRE LÁGRIMAS UNA DISCULPA DE MARI CARMEN CASTILLA


Un día después del pleno valverdeño, continúan los ecos de un acalorado debate durante la moción socialista en defensa de la convivencia, las libertades y la democracia tras el ascenso de la extrema derecha en Andalucía.



Durante la misma, la concejala socialista Mari Carmen Castilla se dirigió, por su condición sexual, al responsable de Comercio, José Ángel Domínguez, sobre cuál sería su postura ante una hipotética alianza con la extrema derecha en el municipio. El propio edil condenó la pregunta.

La polémica no se zanjó ahí. Hoy, con lágrimas en los ojos, Domínguez, ha pedido a la secretaria general del PSOE una rectificación.


El concejal ha realizado estas declaraciones en la sede de su partido junto a sus compañeros José Domingo Doblado y Lole Romero. El presidente de los populares valverdeños ha lamentado las palabras de Castilla y califica la cuestión como una “agresión”.


Lamento socialista

Por su parte, el Partido Socialista ha lamentado la falta de apoyo del alcalde, Manolo Cayuela, en esta misma moción en defensa de la convivencia y las libertades.

La candidata socialista, Syra Senra, ha recordado que en Andalucía “siempre hemos trabajado para la consecución de una sociedad democrática, igualitaria y por la justicia social como base del progreso compartido” y que “a lo largo de estos años se ha conseguido prosperar como sociedad, avanzar en derechos sociales y libertades y profundizar en el camino democrático que emprendió España”.

Por ello, y debido a la irrupción de partidos de extrema derecha en el Parlamento de Andalucía, la candidata socialista a la Alcaldía de Valverde, ha señalado que “hoy estos valores se ven amenazados y, como demócratas, estamos dispuestos a defenderlos”.

A este respecto, Senra no entiende el motivo por el que Cayuela y el Partido Popular han votado en contra de la moción socialista “que pide que el Ayuntamiento se comprometa a cerrar el paso a las fuerzas de extrema derecha en las instituciones, estableciendo un cordón sanitario para que no lleguen al poder; y a la vez a denunciar los discursos que inciten al odio, la intolerancia y la desigualdad en nuestros pueblos y ciudades y que amenazan derechos y libertades conseguidos en 40 años de democracia”.

SYRA SENRA

Una actitud, la de Manolo Cayuela, añade, “que supone una involución, dar pasos atrás en los derechos conquistados, que es lo que precisamente representa la extrema derecha”.