lunes, 3 de diciembre de 2018

PP, Cs Y VOX SUMAN 734 VOTOS NUEVOS; LA IZQUIERDA PIERDE 1.128 SUFRAGIOS


En Valverde del Camino, ha ganado el Partido Socialista con 2.313 votos, pero ha perdido 752 votos con respecto a 2015. Muy cerca, a 248 sufragios, en segundo lugar, aparece el Partido Popular con 2.065 apoyos, 327 más que los últimos comicios. La tercera fuerza en Valverde ha sido Adelante Andalucía con 1.065 votos; 376 menos si sumamos a la confluencia de Podemos e Izquierda Unida.

Aparte del PP, también han subido en respaldo Ciudadanos y Vox. La formación naranja, cuarta en el municipio, ha logrado 619 votos, 226 más que en 2015; mientras que Vox ha alcanzado 199 apoyos, 181 más que en los últimos comicios regionales. Quinto lugar.

Sobre la participación, han votado 6.747 valverdeños, el 66 por ciento de los llamadas a las urnas en el día de ayer, tres puntos menos que en 2015. La abstención ha aumentado otros tres puntos  hasta el 33,8 por ciento (3.445 personas). Los votos nulos han supuesto el 3 por ciento, casi dos puntos más que en 2015; y los votos en blanco han superado el 2 por ciento, casi en el mismo nivel que en las últimas andaluzas.

La derecha gana en Valverde 734 votos nuevos, mientras que la izquierda se deja en el camino 1.128 sufragios desde 2015.

Satisfacción popular

En la sede del Partido Popular, anoche, había gran euforia. Pese a los 7 escaños perdidos, tienen posibilidad real de gobernar y en Valverde han logrado su mejor resultado en unas andaluzas.

Manolo Cayuela, alcalde del municipio.


El regidor cree que el efecto Loles López, posible vicepresidenta de la Junta de Andalucía, ha sido clave.


El presidente, José Domingo Doblado, también ha valorado el esfuerzo del equipo que forma el PP valverdeño y se ha mostrado muy satisfecho por el resultado en Valverde.


El dirigente popular ha comentado que la ciudadanía andaluza ha votado cambio y eso precisamente, ha dicho, es lo que va a liderar su formación a los mandos de Juanma Moreno.


Reflexión socialista

En la misma línea que en el resto de la comunidad, los socialistas también han perdido apoyos en Valverde. Concretamente, 752 votos. Su secretaria general, Mari Carmen Castilla, cree que la abstención ha tenido la culpa de este resultado, aunque se alegra de haber vuelto a ganar unas andaluzas en el municipio.


La socialista llama a la reflexión en todas las filas y pone en el disparadero a la ultraderecha.

El Partido Socialista de Valverde ha elegido la vía telefónica para realizar este balance, mientras que Adelante Andalucía ha preferido remitir un comunicado a esta redacción.

Desencanto en la confluencia

La unión de Podemos e Izquierda Unida ha sido la tercera fuerza en Valverde y la cuarta en Andalucía, por lo que consideran que los resultados han sido “malos”. Aseguran que no han conseguido “ser el muro de contención de la derecha, ni crear las condiciones para influir en un giro hacia la izquierda de las políticas en Andalucía”.

A Adelante Andalucía le “preocupa la irrupción de las políticas racistas, antifeministas, anti-inmigración y que Ciudadanos y PP pudieran aceptar gobernar con los votos de la ultraderecha”.

Para terminar, manifiesta que “es tiempo de reflexión y tiempo de análisis para poder seguir caminando en la senda de la igualdad y de la satisfacción de las necesidades básicas de la mayoría de los andaluces” y anuncia una reunión en los próximos días para analizar a nivel local los resultados y hacer autocrítica de éstos”. Algo “totalmente necesario”, añade, “ante el escenario que se nos viene encima para próximos comicios”.

Datos provinciales

En la provincia onubense, el Partido Socialista también ha ganado las elecciones, pero pierde dos parlamentarios. El Partido Popular mantiene sus tres diputados, Adelante Andalucía su única representación, mientras que Ciudadanos pasa de uno a dos y Vox estrenará escaño por primera vez en Huelva. Éstos dos últimos han sido los únicos en sumar apoyos, el resto ha perdido numerosos votantes.

A pie de urna

Los líderes de PP y Cs ya han anunciado su intención de presentarse a la investidura. Sea cual sea el presidente, los valverdeños, ayer, a pie de urna, le pedían responsabilidad en líneas generales.


En los próximos días sabremos cómo quedan repartidas las fichas en el tablero. Lo que sí está claro es la voluntad de la derecha por acabar con cuatro décadas de gobierno socialista.