martes, 18 de diciembre de 2018

LA IMAGEN: ‘TODOS SOMOS LAURA’


Se cumplieron los peores pronósticos y el cuerpo sin vida de Laura Luelmo apareció ayer, a eso de las 12 horas, a unos cinco kilómetros de la casa que tenía alquilada en El Campillo. Un voluntario de Cruz Roja que participaba en la búsqueda vio prendas de mujer y avisó a una patrulla de la Guardia Civil que se encontraba en la zona. A 200 metros de esa ropa, hallaron el cadáver de la joven profesora zamorana en una zona de terraplén y matorrales.
Se acordonó el espacio para evitar alterar posibles pruebas y a primera hora de la tarde, se incorporó el Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de la Guardia Civil, llegado desde Madrid, en busca de pistas que esclarezcan lo sucedido.

Ya a las 18.40 horas y en presencia de la titular del Juzgado Nº1 de Valverde del Camino, se produjo el levantamiento del cadáver y su posterior identificación.

Hasta aquí la versión oficial del Instituto Armado. Sin embargo, algunos medios han ido más allá, y han ofrecido detalles acerca de la investigación. 

Muerte violenta

Según informa la Cadena Ser, todo apunta, a la espera de que termine la autopsia, a que la joven ha tenido una muerte violenta.

Laura Luelmo, que fue identificada por un tatuaje en el torso, ha aparecido en una dirección contraria al repetidor de telefonía que recogió la señal de su móvil por última vez el miércoles de su desaparición. Lo que abre el abanico de cualquier hipótesis.

Según esta información, los investigadores trabajan con varios sospechosos, vecinos del pueblo donde se alojaba Laura, aunque ninguno está por ahora localizado. 

Otras informaciones apuntan a que el cuerpo fue encontrado boca abajo, semidesnudo, tapado con ramas y con evidentes signos de violencia.

Respeto

Lo que sí es cierto es que el cadáver fue encontrado al noroeste de El Campillo, al margen de la carretera nacional 435, anexo al paraje Traslasierra. Ahora, se investigarán las causas que llevaron a este trágico final.

Alfonso Rodríguez, delegado del Gobierno en Andalucía.


Rodríguez pedía respeto para la familia, aún en shock tras la noticia; y responsabilidad a los periodistas para no entorpecer el curso de la investigación.


La autopsia que se está realizando desde esta mañana arrojará más datos sobre la causa de la muerte y, posiblemente, el culpable.

Muestras de afecto

El recuerdo de Laura y las muestras de afecto a la familia y amigos se están prolongando por toda la comarca. Minutos de silencio y concentraciones en centros educativos y ayuntamientos, como el de Valverde del Camino, que se ha sumado a esta corriente de solidaridad.


En la Plaza Ramón y Cajal, se han reunido autoridades, vecinos y escolares.
Manolo Cayuela, alcalde de Valverde.


Nos han faltado tampoco los grupos de voluntarios que han estado estos días en El Campillo ayudando en el rastreo, Protección Civil y Motoclub Valverdeño.

Azucena Delgado, presidenta de los motoristas, y Rafael Barea, presidente local de Protección Civil.



En Nerva, donde la joven ejercía como profesora de Plástica, se han decretado tres días de luto oficial.

José Antonio Ayala es el alcalde de esta localidad.


Además, el Instituto Vázquez Díaz ha suspendido las clases y ha puesto un psicólogo a disposición de la comunidad educativa.

Sonia Gaya, consejera de Educación de la Junta de Andalucía.


La Jueza ha decretado esta mañana secreto de sumario sobre el caso.