lunes, 15 de enero de 2018

EL PLENO APRUEBA EL NUEVO CONTRATO PARA EL SERVICIO DE LIMPIEZA CON EL RECHAZO DE LA OPOSICIÓN


El equipo de gobierno valverdeño ha logrado esta mañana sacar adelante el nuevo contrato para el servicio de limpieza viaria. 

El pasado viernes, el concejal de Economía y Hacienda, José Domingo Doblado, adelantó que el nuevo pliego asegura “más personal, más medios técnicos y más horas de trabajo”, por tanto, “mayor calidad”.


Por tanto, hoy, el edil se ha dedicado a contestar todas las críticas, que han sido muchas, de la oposición. Sobre todo, por el coste del servicio. Según el concejal, sobre un 40 por ciento más. Según el Partido Socialista, entre el 37 y el 50 por ciento.



El portavoz de Izquierda Unida, no entiende que hace cuatro años se redujera el coste un 15 por ciento y ahora se aumente un 40. Por lo que propone volver a municipalizar el servicio.


La explicación, para el responsable económico del municipio, es clara. Si Valverde necesita un mejor servicio, tiene que rascarse el bolsillo. Eso sí, el interventor, según Doblado, ha dado su beneplácito.



Se trata de un proceso abierto, al que puede concurrir cualquier empresa. Sin embargo, desde el Partido Socialista aseguran, a merced de los requisitos, que es un traje a medida para adjudicarle el servicio a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).


El concejal de Economía invitó a la socialista a visitar los Juzgados si duda del proceso de selección.


Como la oposición piensa que la empresa adjudicataria será FCC, los portavoces de ambos grupos han valorado el servicio durante estos cuatro años, coincidiendo en sus malos resultados y el perjuicio, según ellos, para los trabajadores.




Un balance que choca de frente con el que ha hecho el concejal, quien ha aplaudido el servicio de FCC en estos años.


Doblado ha negado que el nuevo contrato vaya a repercutir negativamente en las tasas e impuestos que deben pagar los valverdeños. Finalmente, se ha aprobado con los votos en solitario del equipo de gobierno. La oposición, en cambio, ha alzado su brazo, rechazándolo.