lunes, 6 de marzo de 2017

UNA PAREJA CREA EN ALMONTE UNA GRANJA ESCUELA ACCESIBLE PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD


Les contamos ahora la historia de Antonia Heredia a quien en 2006, cuando tenía 40 años, sufría un infarto agudo de miocardio que dañaba gravemente sus pulmones y la dejaba en una silla de ruedas.
Ahora, llena de ilusión y con la ayuda de su marido Manuel, está poniendo en marcha un hermoso ecoproyecto para que todos puedan disfrutar del pequeño paraíso en el que han acabado viviendo, entre Almonte y Bollullos. Escuchamos a Antonia Heredia, protagonista de esta historia.



El enclave donde ubicaron su nuevo hogar le pareció mágico al matrimonio desde el primer momento, “un paraíso” según lo describen, y también se percataron de lo mucho que le gustaba a sus nietos cuando iban a verlos. 


Idearon el proyecto Granja Escuela Inclusiva ‘Choza los Yayos’, un proyecto apoyado por la Fundación ONCE con el que pretenden reivindicar el derecho a disfrutar de la naturaleza de niños, jóvenes y mayores con capacidades diferentes, instaurando un ocio inclusivo en las que serán sus instalaciones. 

Así pues, la granja escuela contará con un huerto y un invernadero de seis metros, Así como instalaciones para caballos y pequeños animales, actualmente en construcción, gracias a la aportación económica de la Fundación ONCE.

Pero además de ver y tocar, niños y mayores disfrutarán de unas instalaciones divertidas  y aprenderán mucho a través de talleres.
En cuanto a la segunda fase del proyecto, una vez esté funcionando la granja escuela, la idea de la pareja es crear un camping, un albergue “cómodo para que cualquier niño con cualquier discapacidad pueda pasar allí la noche. 


Para cumplir su sueño, Antonia y Manuel solicitan ayuda y  mano de obra voluntaria para seguir con la construcción de la granja escuela. Se les puede encontrar fácilmente a través de google introduciendo ‘Choza los Yayos’ y así contribuir a hacer realidad su sueño.