miércoles, 2 de noviembre de 2016

CAYUELA SE ESTRENA EN LA RENOVACIÓN DEL VOTO DE ACCIÓN DE GRACIAS A LA VIRGEN DEL REPOSO


Los valverdeños celebraron el Día de Todos los Santos, agradeciendo, como cada año desde 1756, a su patrona, la Virgen del Reposo, su protección en el Terremoto de Lisboa del año anterior, que asoló algunos municipios de la provincia de Huelva, pero no causó daños personales en Valverde.

Motivo por el que los cabildos eclesiástico y civil decidieron instaurar un voto de acción de gracias, que se renueva cada año. Éste, se cumplen 261 años de agradecimientos a la Virgen por la protección durante el seísmo, con la novedad de la lectura del voto por parte del que será el nuevo alcalde, Manuel Cayuela. Leyó, acompañado, como es tradición, por el párroco, Servando Pedrero, en la Iglesia Parroquial.


Al finalizar la Eucaristía, la Virgen del Reposo salió en procesión por las calles de Valverde, como también hace cada 1 de noviembre. Este año, con la alteración del recorrido por las obras de la Calle Real de Arriba. El trono caminó por la calle Camacho y la calle Real de Abajo, dejando algunos momentos para la historia.



José María Mantero, hermano mayor del Reposo.


Como la Iglesia, la calle se llenó de vecinos para vivir esta jornada. La luz que propició el sol y la sencillez que permite la vestimenta de la Virgen, hace de ésta, una procesión espléndida. 


El paso estuvo acompañado por la Banda Municipal de Música de Valverde, que estrenaba uniformes gracias al convenio firmado con el Ayuntamiento.