viernes, 30 de septiembre de 2016

SAN BARTOLOMÉ ACABA CON LOS ATASCOS EN EL COLEGIO A TRAVÉS DEL FOMENTO DE LOS HÁBITOS SALUDABLES


Es muy habitual que se formen atascos en los colegios por culpa de esos padres que quieren llevar a sus hijos hasta la misma puerta. En el municipio andevaleño de San Bartolomé de la Torre han tenido una idea magnífica para acabar con los atolladeros y, de paso, promover los hábitos de vida saludables. Esta iniciativa consiste en que los alumnos vayan al centro andando.

Durante el recorrido de su casa al colegio, los niños van acompañados por vigilantes, padres y abuelos voluntarios y miembros de Protección civil y Policía Local. Entre todos, se encargarán de velar por la seguridad de los menores.

Natividad Rojo es concejala de Servicios Sociales e Infancia en San Bartolomé.


Los alumnos reciben clases de seguridad vial de parte de los agentes de la Policía Local y, luego, recogen una cartilla, que sellan cada vez que completan andando el trayecto de casa al ‘cole’ para entrar en el sorteo de regalos.


Según la concejala, con esta iniciativa, no sólo se contribuye a reducir el tráfico de coches, los niveles de contaminación y el gasto en combustible, sino que se potencian las relaciones personales. 


Éste es el segundo año que se pone en marcha y como novedad se introduce la invitación a que los niños se muevan en bicicleta hasta el colegio. Para ello cuentan con la colaboración del club ciclista de la localidad, que se encargará de mostrarles la ruta más segura.