lunes, 23 de mayo de 2016

MÁS DE 25.000 DENUNCIAS POR VELOCIDAD, CINTURÓN, DROGAS, ALCOHOL Y FALTA DE MANTENIMIENTO



El exceso de velocidad, el ‘no’ uso del cinturón de seguridad y el inadecuado mantenimiento del vehículo son las tres infracciones más comunes que los agentes de Tráfico de la Guardia Civil han detectado entre casi medio millón de vehículos controlados durante la última campaña de vigilancia, llevada a cabo en las carreteras convencionales de esta provincia.


En total, se han denunciado a 24.954 conductores. A 14.603 por circular a una velocidad superior a la permitida, a 1.339 personas por no llevar puesto el cinturón de seguridad, a otras 56 por no llevar a los menores con su correspondiente sistema de retención infantil, a 51 por no llevar casco, a 1.039 por distracciones al volante y a 1.049 conductores fueron denunciados por circular con vehículos con importantes deficiencias técnicas. 

Además, en los siete días de la campaña, 1.456 conductores han dado positivo en las pruebas de alcohol y drogas.

Debido a las peculiaridades que tienen las carreteras convencionales, los adelantamientos, los cruces de vías o las prioridades de paso son especialmente controlados. Durante esta semana, 318 conductores fueron sorprendidos realizando un adelantamiento antirreglamentario y otros 265 saltándose una señal de stop o ceda el paso.