lunes, 21 de marzo de 2016

LA AMENAZA DE LLUVIA OBLIGA A LA BORRIQUITA A VOLVER A LA IGLESIA TRAS EL PASO POR LA CARRERA OFICIAL


La Semana Santa de Valverde del Camino comenzó ayer, Domingo de Ramos, con sabor agridulce. El tiempo obligó a la Borriquita a resguardarse en la Iglesia, cuando sólo había transcurrido la primera parte de la procesión. La decisión valiente de la Hermandad de sacar a la calle a su Cristo del Amor se vio truncada una vez se atravesó la Plaza Ramón y Cajal, en el momento que cayeron las primeras gotas de manera considerable.

Casi 24 horas después, en frío, la Hermandad asegura que acertó de pleno con la vuelta del Cristo a la Parroquia, pese a que las fuentes meteorológicas recomendaban que siguiera adelante.

Ricardo Sánchez es su hermano mayor.


Para la Hermandad, un plástico de protección para el paso no es la solución, ya que acompañándolo hay muchas personas, muchos niños que también se verían afectados si la lluvia hiciera acto de presencia durante la procesión.

Aunque no llegó a completar el recorrido, la Borriquita si tuvo el privilegio de estrenar la nueva carrera oficial de la Plaza. A los hermanos les sorprendió la cantidad de valverdeños que había presenciando el paso del Cristo del Amor.


Sin lluvia

Mejor suerte que la Borriquita, tendrá en Valverde del Camino el resto de imágenes que tienen previsto realizar su estación de penitencia durante el Miércoles, Jueves y Viernes Santo. El prestigioso meteorólogo José Antonio Maldonado asegura que las precipitaciones remitirán durante esos días y las hermandades valverdeñas podrán salir a la calle sin ningún tipo de problemas.


En Valverde, según la predicción de Maldonado, lloverá hoy, mañana y las lluvias cesarán hasta el domingo. Eso sí, las temperaturas serán bajas en la Madrugada del Viernes Santo, rondando los 5 grados centígrados.