jueves, 25 de febrero de 2016

EL PP RECHAZA LA SUPRESIÓN DE LA DIPUTACIÓN; CARABALLO ABOGA POR BUSCAR UNA ALTERNATIVA Y CIUDADANOS GARANTIZA QUE NO SE PERDERÁN 1.000 EMPLEOS COMO ASEGURAN LOS SINDICATOS


Revuelo el que se ha formado por el futuro de la Diputación de Huelva, después de que el Partido Socialista haya aceptado la propuesta de Ciudadanos de suprimir estas instituciones para poder alcanzar un pacto de gobierno con la formación naranja.


El Partido Popular de Huelva ha reaccionado pronto y ya ha anunciado que presentará mociones en todos los ayuntamientos y en la propia Diputación para mostrar su rechazo por esta medida, que considera un “ataque” a los municipios pequeños.

Juan Carlos Duarte es vicesecretario general del PP de Huelva.


No ha esperado a ese pleno. Ignacio Caraballo ya se ha manifestado, defendiendo el papel de las diputaciones. Asegura que muchos municipios pequeños tendrían problemas para subsistir si se eliminan y aboga por analizar la estructura del Estado para buscar una alternativa que siga prestando los servicios que hasta ahora han prestado las diputaciones.


De suprimirse la Diputación de Huelva, el sindicato CSif asegura que 1.000 empleados de ésta se irían a la calle. Un total de 62.000 en todo el país. Por ello, la fuerza mayoritaria en la función pública –que es el CSif- ha reclamado a PSOE y Ciudadanos que incluyan a los representantes de los trabajadores en cualquier reforma de las administraciones.

Ciudadanos lo desmiente todo y garantiza que el personal de estas instituciones “no tiene por qué temer”, ya que el objetivo de esta medida, ha comentado Ruperto Gallardo, portavoz en la Diputación, es “adelgazar las instituciones y no duplicar esfuerzos, cargos políticos ni gastos”.


Ciudadanos pretende transformar las diputaciones en un consejo de alcaldes. Caraballo cree que es una propuesta que “habría que estructurarla muy bien” para que fuera eficaz.