jueves, 31 de diciembre de 2015

LA MAYORÍA DE LOS VALVERDEÑOS CENA CON AMIGOS Y FAMILIA EN NOCHEVIEJA Y LE PIDE TRABAJO AL 2016

Faltan algo más de nueve horas y media para el cambio de año y en estos momentos el que no está planificando la cena, está buscando bolsas de cotillón o pensando aún dónde va a celebrar la entrada del 2016. Eso sí, si no tiene la mala suerte o, viendo como están las cosas, la buena suerte de trabajar esta noche. 


Lo único claro es que hoy, de manera más o menos ostentosa, la mayoría de los vecinos cenará con sus familiares y amigos y se tomará las uvas rodeado de los suyos para despedir el año.


Año nuevo, vida nueva. Para los que este 2015 haya sido especial, sus deseos serán continuar con su felicidad. 

Pero hay otros, que al 2016 le piden salud para poder tener trabajo, la gran preocupación de los ciudadanos, en general; y de los valverdeños, en particular.

VOCES NOCHEVIEJA 


Rituales


Éstos son los deseos para el nuevo año. Hay quien los pide sin más y otros que acuden a rituales para que se hagan realidad.

La tradición más generalizada es comer las 12 uvas. Pero hay quienes meten en la copa algo de oro, se ponen ropa interior roja o comen lentejas tal día como hoy. Aunque son prácticas que se están perdiendo con el paso del tiempo.

VOCES NOCHEVIEJA 



Frambuesas por uvas

Ellos no, pero si hay otros que conservan sus tradiciones. Aunque éstas están para romperlas. Y esta noche en un municipio onubense, Lucena del Puerto, sustituirán las doce uvas por doce frambuesas y, de paso, promocionan el producto de la tierra.

Manuel Jesús Beltrán es concejal del Ayuntamiento lucenero.

 
El lépero solidario

Y lejos de allí, un ejemplo de solidaridad lo encontramos en Lepe, en el empresario Patrocinio Mora. Son tradicionales sus comidad en Nochebuena y Nochevieja a los inmigrantes del municipio, a los que menos recursos tienen.
Entre los dos días, Patrocinio dará de cenar a más de 500 inmigrantes de los campamentos de las fresas.


Ojalá hubiese más gente así repartida por el mundo.