martes, 27 de octubre de 2015

TRAS EL HALLAZGO, LOS TRABAJOS DE EXHUMACIÓN DE ZALAMEA SE CENTRAN EN EL ESTUDIO ANTROPOLÓGICO DE LOS RESTOS ÓSEOS


Ya han concluido los trabajos de exhumación en Zalamea La Real y se han podido hallar los cuerpos de las dos personas que se creía, en un principio, que podían estar enterradas en mitad de una cuneta de la zona conocida como Villa Redondo. Ramón Delgado, vecino de Zalamea, y José Manuel Guerrero, de Minas de Riotinto. Ambos, anarquistas, que fueron asesinados en febrero de 1938.


Tras el hallazgo de los restos óseos, ahora los trabajos se centran en el estudio antropológico de los mismos para confirmar sus identidades.
Andrés Fernández es el arqueólogo que ha intervenido en la excavación.


La fosa estaba bien marcada por el esfuerzo de conservación de la viuda de Ramón. Sin embargo, los trabajos se han visto dificultados por el estado de los huesos, que han parecido junto a algunos objetos personales de los fallecidos.


Andrés Fernández ha calificado el proyecto como “muy ilusionante”, porque, según ha comentado, “das respuesta a las familias”, después de muchos años.