miércoles, 26 de agosto de 2015

SATSE ALERTA DEL "CAOS ORGANIZATIVO" EN LOS PARITORIOS EN VERANO POR “MALA PLANIFICACIÓN”





El Sindicato de Enfermería (Satse) de Huelva ha alertado este martes del "caos organizativo" que está sufriendo durante el verano la nueva área Materno-Infantil del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva, generada por "la pésima" gestión de la dirección.


   De este modo, el sindicato en un comunicado ha advertido del "déficit de matronas" en los distintos turnos de trabajo por "la mala planificación del centro aún más cuando en verano la actividad no se reduce y se han llegado a atender hasta 18 partos diarios".

   En concreto, Satse detalla que, aunque la plantilla debe estar compuesta por cinco matronas, durante el verano, "debido a la falta de cobertura de las ausencias reglamentarias, han sido frecuentes los días en los que se ha reducido a cuatro e incluso en alguna ocasión a tres profesionales, teniendo en ocasiones que asumir la labor de la matrona de la consulta de alto riesgo".

   Además, el Sindicato de Enfermería ha continuado que "en las noches y los fines de semana las matronas del paritorio también han suplido las funciones de la enfermera de urgencias".

   Según ha explicado Satse, "el déficit de matronas es consecuencia de la falta de previsión del centro y de los contratos basura que se han ofertado en el plan de vacaciones, al 75 por ciento de jornada y salario, a pesar de que se realizan para cubrir a personal fijo a jornada completa, generando una fuga de profesionales a otros servicios sanitarios donde se ofertan contratos en mejores condiciones".

   Para paliar la situación, --explica Satse--, "las matronas del servicio están asumiendo más guardias de las que le corresponden, a pesar de que la mayoría de ellas arrastran horas de más de años anteriores, y que según la Dirección les serán compensadas en días libres en otro momento, lo que está generando grandes cargas de trabajo y dificultad para que lleguen a recuperarse debidamente entre cada jornada laboral".

   En esta línea, desde el sindicato apuntan que estas medidas han sido adoptadas "de forma unilateral" por la dirección del centro ya que, hasta la fecha, "no se ha convocado ninguna reunión con el personal para abordar la situación y estudiar posibles soluciones o cambios en la distribución de tareas".

   Asimismo, el sindicato culpa de estas circunstancias a la "improvisación" con la que se realizó el pasado 25 de junio el traslado de las unidades de Obstetricia-Ginecología y Pediatría desde el Hospital Infanta Elena al Hospital Juan Ramón Jiménez, a pocos días del inicio del plan vacacional del centro.

   Según recuerda el sindicato, ya mostró su desacuerdo con la decisión de la dirección de llevar a cabo el traslado justo antes del verano, advirtiéndose de las consecuencias "negativas que podían derivarse de esta precipitación".

PROBLEMAS CON EL 'DIRAYA'

   De otro lado, el Sindicato de Enfermería ha manifestado también a la dirección de Enfermería del centro los problemas que está generando la implantación en el servicio del DAE (Diraya de Atención Especializada), es el sistema que se utiliza en el Servicios del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) como soporte de la historia clínica electrónica en el servicio.

   A su juicio, su implantación ha supuesto "dejar de utilizar por completo la historia en formato papel de un día para otro en pleno mes de julio, cuando todavía estaba el personal adaptándose a los cambios que ha supuesto la unión del área materno-infantil de ambos hospitales, y que se ha realizado sin pilotaje previo y sin formación para los profesionales que lo usan". El sistema además está sufriendo "bastantes incidencias que los profesionales están notificando".

   Por ello, se ha instado a la dirección del centro a que intervenga y solucione "todos los problemas" del área materno-infantil, contando con la colaboración de los profesionales que la integran, para "asegurar la calidad de la atención sanitaria que reciben las mujeres de la provincia de Huelva".