miércoles, 26 de agosto de 2015

LA IMAGEN: QUESOS DE EL BUITRÓN



Una manera de sobreponerse a los efectos de las crisis puede ser embarcarse en la aventura que supone la fundación de una nueva empresa. Difícil en sus comienzos, como es lógico, pero, que, con trabajo, puede reportar grandes beneficios.

Es el caso de cuatro socios de la aldea zalameña de El Buitrón, que, aprovechando el tirón de los productos artesanos y el testigo de la tradición familiar, ha creado una empresa de quesos.

María Real es una de las socias.


Quesos El Buitrón es una empresa joven, con menos de un año de vida, que conjuga la formación profesional de cursos específicos con la sapiencia tradicional de los mayores. Fruto de ambos nacen los quesos de cabra, el producto estrella de la fábrica, hechos con leche muy fresca, el toque distintivo con respecto a otros quesos.

Cristina Rodríguez, otra de las socias.


La producción aún es corta, la distribución se está centrando en las localidades cercanas, pero en poco tiempo espera llegar muy lejos.

María Real.


Quien quiera probarlos puedo hacerlo, visitando el número 36 de la calle Luis Arrayás en la aldea de El Buitrón en Zalamea La Real.